23 junio 2014

Arena de luna (receta sencilla para la diversión)

El otro día les hice a mis hijos otra vez arena de luna, que es una cosa tremendamente sencilla y que da mucho juego, además de ser un juego totalmente sensorial.

Cuando se la hago les doy varios tapones de botellas, tapas, cuchillo y cucharas de plástico, y les pongo una tapa o una caja grande para que jueguen a sus anchas y experimenten creando mil estructuras o juegos.





Para hacer arena de luna necesitas:

- 4 tazas de harina
- 1 taza de aceite (puede ser de girasol por si los niños son pequeños y se llevan a la boca o aceite hidratante de bebés)

Simplemente mezclas esas cantidades muy bien y ya tenemos ¡nuestra arena de luna!

Para quien no lo sepa decirle que no es masa, no se queda como masa o plastilina, es como una especie de mezcla arenosa que si le aprietas se queda compacta y enseguida se convierte en "arena" otra vez y puede aguantar perfectamente varias semanas sin estropearse.

Mis hijos la usan para hacer montañas y carreteras, castillos, comida,... y meten los coches, playmobiles,...



Si no queréis perderos nada seguirme en Facebook o apuntate a mi email semanal

Si te gusta el blog o alguna de sus entradas no dudes en compartirlo con tus amistades, 
ellas te lo agradecerán y yo también.

Recuerda que un blog se alimenta de los comentarios, agradezco cada comentario que podáis dejar.

Si quieres recibir mas tips, trucos y material inedito  y no perderte ninguna entrada suscribete a mi newsletter gratuito semanal

Páginas vistas en total