23 marzo 2014

Limpiar y mantener una placa de inducción

Las placas de inducción son más rápidas, eficaces y económicas que otros medios de cocinar, son más o menos resistentes siempre que sigamos unos cuidados mínimos:

- Limpiarla siempre tras su uso, siempre, la limpieza frecuente le proporciona una capa protectora que hace que sean más fuertes contra arañazos y demás.

- Para limpiarla, apagar la placa y esperar que se enfríe un poco, cogemos una bayeta o esponja mojada y frotamos para quitar la suciedad, muchas veces si no dejamos que se seque por completo la suciedad con esto únicamente podemos tenerla casi siempre al 100% limpia.


Imagen: Teka



- Después pasar un papel de cocina o paño y secar, no dejar nunca la placa mucho tiempo húmeda.

- De vez en cuando aplicar un producto para placa de inducción y frotar con una rasqueta especial para eliminar la suciedad residual que pueda quedar (aunque en inducción rara es la vez que es necesaria usar la rasqueta si limpias bien a diario) y aumentar la protección (con el producto) de nuestra placa.

- Puedes usar también un estropajo azul, de los llamados "no raya" para limpiar la suciedad más difícil.

- Después de limpiarla con la bayeta usar un limpia cristales, se lleva la poca suciedad que pueda quedar y la deja limpia, limpia y reluciente ¡como nueva!



Si te gusta el blog o alguna de sus entradas no dudes en compartirlo con tus amistades, 
ellas te lo agradecerán y yo también.

Recuerda que un blog se alimenta de los comentarios, agradezco cada comentario que podáis dejar.

Si quieres recibir mas tips, trucos y material inedito  y no perderte ninguna entrada suscribete a mi newsletter gratuito semanal

Páginas vistas en total