29 enero 2014

Cómo establecer los propósitos que tu necesitas y cumplirlos (2ª parte)

(Primera parte de esta entrada "aquí")

El siguiente paso a seguir es crear tu plan de acción para cumplir tus propósitos:

- Seguimos en lo mismo, no lo dejes en el aire (Por ejemplo: no te propongas "haré más deporte" ¡NO! debes proponerte "saldré a correr tres días a la semana" y el plan de acción se basa en eso mismo, debes planificarte los días que puedes salir y horarios y cumplirlos. Mira la diferencia:

"Voy hacer más deporte desde la semana que viene"
"Desde la semana que viene voy a salir a correr, tres días a la semana (L,X,V) a las 7 de la tarde cuando llegue de trabajar"

¿Cuál es más posible que cumplamos?¿Cuál hemos definido mejor para cumplirlo?




Con el paso del tiempo debes evaluar y revisar cómo llevas tus propósitos y metas:

- Cuando haya pasado cierto tiempo debemos ver cómo llevamos nuestras metas, si lo vamos cumpliendo, qué dificultades estamos teniendo y qué cambiar en su planificación si tenemos problemas para seguir la planificación marcada al principio. Para ello es importante que vallamos anotando los días que los vamos cumpliendo y los que no los cumplimos anotar el motivo (sincero) por el que no lo hemos cumplido y por ejemplo cada mes, coger esas anotaciones o cuadro donde vamos marcando todo y evaluarlo, analizarlo y ver dónde fallamos y cómo evitarlo.

"Date la oportunidad de ser la persona que te gustaría ser”


Durante el proceso es importante que no pierdas la motivación:

- Para ello enfocate en metas que de verdad necesitas, en tus propias metas y no las de los demás.

- Anuncia tus metas a la familia, amigos, ello te hará coger mayor compromiso con ellas y no perder la motivación tan fácilmente.

- Revisa de vez en cuando tus cuadros de establecer metas, ve tachando cada día que vas cumpliendo (en mi Agenda-Organizador del Hogar tenéis algún cuadro de esos), el ver el camino ya recorrido y cumplido te hace motivarte a seguir.

- Y piensa siempre que estas siguiendo tus propias metas, que lo haces por ti, que es mejor para tu vida y que un pequeño esfuerzo va a marcar en poco tiempo un cambio muy grande para ti
¡ánimo y a por ello, tu puedes!


Y recuerda ahora y para siempre esta cita de Confuncio:

“Si ya sabes lo que tienes que hacer y 

no lo haces entonces estás peor que antes.”






Si te gusta el blog o alguna de sus entradas no dudes en compartirlo con tus amistades, 
ellas te lo agradecerán y yo también.

Recuerda que un blog se alimenta de los comentarios, agradezco cada comentario que podáis dejar.

Si quieres recibir mas tips, trucos y material inedito  y no perderte ninguna entrada suscribete a mi newsletter gratuito semanal

Páginas vistas en total