07 octubre 2013

Movimiento Slow o vivir mejor y más despacio

Hace unas semanas os hablaba del reto del Rinoceronte Naranja (aquí y aquí) que trata de dejar de gritar a los niños y hoy os voy hablar de otra de esas cositas que se van moviendo por internet y se van propagando y que me parece tremendamente interesante al igual que el anterior.




El "Movimiento Slow" que trata de vivir más despacio, no es una cosa que incumba solo a los niños pero puede beneficiar tremendamente a los niños por ejemplo relacionado con un articulo que se ha ido extendiendo también como la pólvora por internet en entornos de padres y educadores (El día en que dejé de decir "date prisa")

Pues el "Movimiento Slow" no es nada más ni nada menos que vivir más despacio, más pausado y entendiendo esta forma de vida como una suma de calidad en cuanto a la vida misma como a lo realizado.


El movimiento Slow quiere dar herramientas a los individuos para que sus existencias no sean una mera sucesión de escenarios encadenados, desprovistos de emociones. 



Muchas veces el pensar en este mundo en los términos "despacio, lento" se traduce a gandul, vago, desinterés,... Y con esta iniciativa nos quieren hacer ver que eso no tiene que ser siempre de esa manera, que el hacer las cosas más despacio y de una en una ayuda a realizar las cosas mejor, con más interés y centrándote en lo que haces.

Nos invita a vivir de forma más pausada, de forma más relajada e incluso a dedicar tiempo a no hacer nada, a meditar, pensar,.. para así mejorar nuestra vida y nuestras decisiones.Nos insisten en que la clave está en encontrar el ritmo adecuado para cada cosa de nuestro día a día y no siempre usar el mismo ritmo de acelere para todo. 

Se debe poder correr cuando las prisas y obligaciones apremian, pero también saber detenerse y relajarse de las cosas del día a día que están hoy pero que no van a estar mañana (cada momento especial del día a día es único e irrepetible) Y esto para mi especialmente hace referencia a los niños cuando somos padres, el vivir su día a día el no llevarlos arrastrados por ese ritmo frenético, el dejarles ser niños y dejarnos a nosotros ser padres disfrutando de eso de ¡Ser padres! y no unos simples cuidadores de nuestros hijos.

¡Ser padres! y no unos simples cuidadores de nuestros hijos.



La página donde hablan de este Movimiento Slow es está y de ella os he copiado en un imprimible unos  consejos Slow "8 consejos slow" y "Concédete un día slow"

No os perdáis el blog, pues os iré hablando de más cositas relacionadas con el Movimiento Slow, que existen muchas más.



Imprimible: Descarga aquí 
Fuente: http://movimientoslow.com/es/filosofia.html



Si te gusta el blog o alguna de sus entradas no dudes en compartirlo con tus amistades, 
ellas te lo agradecerán y yo también.

Recuerda que un blog se alimenta de los comentarios, agradezco cada comentario que podáis dejar.

Si quieres recibir mas tips, trucos y material inedito  y no perderte ninguna entrada suscribete a mi newsletter gratuito semanal

Páginas vistas en total