04 septiembre 2013

Planificar mi curso (y cómo deberías planificarlo tú) 1ª parte

Empieza un nuevo curso para todos, y para mi también, como muchos sabéis estoy estudiando en la UNED psicología, cosa que siendo madre a tiempo completo (el pequeño no iba al cole, empieza este año) resultaba bastante difícil.

Este año el pequeño ya va al cole, por lo que voy a disponer de toda la mañana para estudiar, trabajar en el blog,.. pero no por ello debo dejar de un lado la planificación del curso.

Mucha gente cuando empieza a estudiar de nuevo de mayores se emociona y se quiere matricular de un curso entero de golpe o de un buen montón de asignaturas sin saber el tiempo disponible para ellas, esto es un error muy frecuente, por lo que vamos a ver la forma en que me preparo yo el curso y unos consejos para planificarselo todo el mundo.




Planear un horario realista: Debemos ver las semanas que quedan hasta los exámenes y las horas que podemos dedicar cada día o semana a estudiar y entonces ir viendo las necesidades de cada asignatura y según esto elegir más o menos asignaturas o asignaturas más o menos complejas.
Nota: es muy importante escoger matriculas más o menos sencillas si llevas tiempo sin estudiar y elegir un número de asignaturas realistas con tu tiempo, si eliges muchas asignaturas puedes encontrarte frustrado por no poder sacarlas todas, pero la culpa no es de tu valía, es de tu falta de tiempo, por eso ¡Se realista!


Volver a crearte una rutina y hábito de estudio: Aunque somos adultos necesitamos crearnos una rutina de estudio, intentar estudiar todas las mañanas x horas o por las tardes,.. pero crear esa rutina y ese hábito, ayudará a tener mejores resultados y aprovechar mejor el tiempo de estudio.
Nota: Yo por ejemplo que no disponía tiempo de normal por el día estos años me he establecido un horario que era levantarme unas horas antes que los niños y estudiar y luego aprovechar las siestas


Tener tu propio lugar de estudio: Cuando somos mayores y madres y nos ponemos a estudiar caemos en el fallo de no prepararnos un lugar de estudio especial para nosotras y aprovechamos la mesa de la cocina, del salón, el sofá, o el escritorio de los niños, es un gran fallo, lo mejor es preparar un lugar de estudio para nosotras y no tener que estar cada vez que nos sentamos a estudiar apartando cosas.
Nota: Esto es lo ideal, pero en realidad cuando eres madre y más si tienes a los niños en casa todo el día acabas estudiando en cualquier sitio, mientras juegan a su lado, en la siesta en el sofá,... pero vamos a intentar preparar nuestro rinconcito de estudio y usarlo y veréis ¡qué bien se estudia!


¿Eres madre y estudiante? Cuéntame tu historia y cómo te planificas el curso.


Si te gusta el blog o alguna de sus entradas no dudes en compartirlo con tus amistades, 
ellas te lo agradecerán y yo también.

Recuerda que un blog se alimenta de los comentarios, agradezco cada comentario que podáis dejar.

Si quieres recibir mas tips, trucos y material inedito  suscribete a mi newsletter gratuito semanal

Páginas vistas en total