25 febrero 2013

Truco para no caer en compras innecesarias (compras compulsivas)

Muchas veces vamos por la calle o estamos en una tienda, o en internet y vemos algo que nos llama la atención, vemos el precio y pensamos que está bien y nos lo llevamos a casa. Una vez en casa lo miramos y nos damos cuenta de que ha sido una compra compulsiva, que ni nos hace falta ni le vamos a dar mucha utilidad.

Muchas veces esas compras compulsivas terminan guardadas en un armario, cajón o estantería y casi nunca serán usadas o nos obligaremos a usarlas por evitar ese remordimiento de conciencia.

Bueno, las cosas no están como para ir cayendo en la trampa de compras compulsivas que no nos sirven para nada más que para malgastar dinero, así que vamos a aprender un truquito para evitarlas





El truco/regla de los 30 días anti compras compulsivas


Cada vez que tengas la necesidad de comprar algo, algo que no sea de primera necesidad, que pases a una tienda y lo cojas y digas "me lo llevo" pero que sepas que ¡no lo necesitas!¡que puedes vivir sin ese objeto! es esas veces cuando tenemos que poner nuestra mente en modo "ON regla 30 días":


  1. Si ya tienes el producto en la mano o en el carro, vuelve ¡corre! y déjalo, si estas en internet cierra esa pagina.
  2. Ahora vamos a reflexionar al llegar a casa o dejar el ordenador, vamos a escribir el nombre del producto en en papel, la tienda, el precio y la fecha. Ahora coloca esa nota en un sitio visible.
  3. La nota la tienes que dejar visible en esa zona durante 30 días y durante esos 30 días cuando la veas irás pensando si de verdad necesitas eso tanto, si de verdad te gusta tanto como el primer día,..
  4. Si una vez pasados esos 30 días sigues pensando que si que lo necesitas, que si que le vas a dar uso, que la compra no era tan impulsiva como parecía ¡puedes ir y comprarlo!

Esta regla es sumamente eficaz pues muchas veces coges algo en la mano, al final lo dejas, pero vuelves al día siguiente a comprarlo, pero el tercer día te arrepientes de no haberlo pensado mejor.

Además esta regla tiene un beneficio adquirido y es que en esos 30 días te das tiempo para investigar sobre la compra que ibas hacer y muchas veces lo que parecía una ganga comparando con productos similares o leyendo criticas en internet te das cuenta que no era tan y que te has librado de caer en una trampa del marketing.

Mucha gente piensa que 30 días son muchos, pero son los necesarios, pues muchas veces al pasar unos pocos días o una semana sigues con la tentación de comprarlo, es como si te estuvieran prohibiendo algo y por tanto lo deseas mas, pero al pasar mas días pasas a darte cuenta que a pesar de todo no lo quieres, no te conviene, no lo necesitas, te das cuenta ¡que era una compra compulsiva inútil!

¿Lo habéis llevado a cabo alguna vez?
¿Lo pensáis hacer?


Si te gusta el blog o alguna de sus entradas no dudes en compartirlo con tus amistades, 
ellas te lo agradecerán y yo también.

Recuerda que un blog se alimenta de los comentarios, agradezco cada comentario que podáis dejar.

Si quieres recibir mas tips, trucos y material inedito  suscribete a mi newsletter gratuito semanal



Páginas vistas en total