14 enero 2013

¿Quieres estar caliente en casa en invierno sin arruinarte?


Estamos en mala época, crisis y pleno invierno, el invierno es un desastre para los bolsillos, sobretodo en las zonas donde el frío es tremendo y durante muchos meses sin tregua.

Yo vivo en unos de esos sitios donde el frío no perdona en invierno y donde el gasto en calefacción es tremendo por eso los últimos años he buscado información de como ahorrar en calefacción sin pasar frío.

Aquí una serie de consejos

1. El termostato a 20º. Lo básico y que todos sabemos, es la temperatura a la que debe estar la casa, el termostato debe estar a 20º, cada grado mas es una subida en la factura importante y esos 20º es la temperatura de confort en invierno. No vale decir que hace mucho frío fuera o que tu casa es muy fria, 20º son 20º y si ponemos el termostato a una temperatura da igual haga mas frío o menos fuera, dentro vamos a estar siempre a esa temperatura.
Por la noche entre 15-17 grados es suficiente.

2. Regular los radiadores. Que levante la mano quien no tiene una casa que el salón está calentito y confortable y el resto de la casa a pesar de tener los radiadores abiertos parece una nevera. La diferencia de temperatura suele ser normal pero es muy fácil evitarlo, os cuento:

  • Lo primero es purgar los radiadores
  • Lo segundo es regularlos, lo suyo es cerrar un poco los del salón, que calienten más y antes los                                                             del resto de la casa, así cuando el salón llegue a la temperatura del termostato el resto de la casa también habrá llegado, el salón al estar la gente, la televisión,.. se calienta mas y por eso se da esa diferencia térmica  Para solucionar esto yo tengo los radiadores del salón un poco cerrados y menuda diferencia.

3. Colocar termostatos programables. Si no lo tenéis buscarlo ya y comprar uno. Está mas que comprobado que ayuda a ahorrar sobretodo si no se esta en casa ciertas horas. Y regulan mejor la temperatura que los de ruleta que son poco precisos y algunos se descompensan y no regulan bien.

4. No cubrir radiadores. Ni con cortinas, ni con muebles ni con nada, esto hace que consumamos mucho mas para llegar a la misma temperatura

5. Cortinas siempre. La mayor parte del calor se escapa por las ventanas, por los cristales y el frío también entra por ellas. Lo que pasa es que acabo de decir que no se tapen los radiadores, la mejor solución sería poner estores y cortinas caídas gordas a los lados, así por la noche si se apaga la calefacción se pueden cerrar las caídas para ayudar a mantener la temperatura.

6. Persianas siempre que anochece bajadas. Por lo mismo que decía antes, en cuanto anochece lo mejor es bajar las persianas a tope, evita se escape el calor por el cristal. Igualmente si por el día hace sol subir las persianas e incluso correr las cortinas, el sol ayuda a calentar mucho una estancia si sale con fuerza.

7. Colocar alfombras. Ayudan también a mantener el ambiente mas caliente y evitar se escape el calor por el suelo, además existen alfombras preciosas y super calentitas de pisar.

8. Pies calientes. Tuve cuando iba al instituto un profesor muy mayor de filosofía que era entrañable y siempre, siempre nos decía al aparecer con un abrigo finito, pero con un gorro de lana y botas de relleno nórdico "por los pies y la cabeza se escapa el calor y entran los resfriados" y cierto es que teniendo los pies calientes tenemos mucho ganado, no me podéis negar que esa sensación de pies helados es tremenda. Pues no existe cosa mas sencilla y mas confortable que estar en casa con calcetines gordotes y/o zapatillas de estar por casa cerradas, calentitas y con relleno.


9. Bebida caliente. No me podéis negar que estos días no apetece una buena taza de algo calentito, pues si la sujetamos entre las manos eso ayuda a que entremos en calor y estemos mas confortables.



10. Mantita. Una buena mantita polar para cuando nos sentamos en el sofá ¿qué mejor cosa existe? ¡que gustito, por favor!


¡Disfrutar del invierno, que también tiene su encanto!

Páginas vistas en total